Co-funded by the Erasmus+ programme of the European Union

Manual sobre un modelo práctico del Marco ECVET

           
Esta página sirve como guía para completar el modelo de identificación, documentación, evaluación y certificación de los resultados del aprendizaje relacionados con el aprendizaje basado en el trabajo de acuerdo con el marco ECVET. Puede descargar el modelo (tabla de Excel) haciendo clic en el botón azul a continuación. Al completar el modelo, puede seguir las instrucciones de la página o descargar el manual haciendo clic en el botón naranja. También puede ver un video que brinda otro ejemplo práctico y motivación sobre cómo usar el modelo.

Modelo en español

Introducción

Este manual pretende ser una guía para la identificación, documentación, evaluación y certificación de los resultados del aprendizaje relacionados con un cierto período del aprendizaje basado en el trabajo, siguiendo los principios de calidad proporcionados por el marco ECVET.

Está previsto que el manual sea utilizado por profesores de FP y compañías en conjunto, pero ha sido desarrollado desde una perspectiva más inclinada a pensar en las necesidades de las compañías y considerando el lenguaje cómo un método para mejorar su participación e involucración en WBL:

  • El apartado de “marketing” del manual (para que sea atractivo);
  • Su practicidad, incluyendo ideas y modelos de y para situaciones de la vida real, adaptadas a las necesidades de los centros de FP y las compañías;
  • El marco técnico de ECVET.

Siguiendo las fases recomendadas por ECVET, el manual está diseñado con la siguiente estructura:

Fase de Identificación. En algunos países o regiones (como en el caso del País Vasco) existen documentos oficiales proporcionados por las autoridades educativas que son obligatorios para realizar las fases de Identificación y Documentación, los cuales han sido diseñados siguiendo los principios de ECVET. Sin embargo, durante el proyecto hemos detectado que dichos documentos pueden ser mejorados, ej. en vez de exigir a los centros de FP ser responsables de la definición de los resultados del aprendizaje, debería ser un proceso conjunto entre compañías y centros de FP. Aunque en teoría debería ser realizado de esta manera, la realidad es que en la mayoría de los casos son los centros de FP/profesores los que se ocupan de realizar primero este trabajo y que después, los comparten con las empresas (a lo sumo). Nuestra intención es proporcionar una herramienta que se pueda completar por las empresas y los centros de FP al mismo tiempo, dónde ambas partes puedan expresar sus necesidades, puedan comparar y coincidir entre ellos identificando las actividades que puedan ser realizadas por los estudiantes. Todo esto debe ser realizado con un lenguaje adecuado para la empresa.

Fase de Documentación. De acuerdo con la información/documentación internacional sobre el tema y la investigación previa realizada en este proyecto, la fase de Documentación parece ser la parte más desafiante en el proceso de validación de los resultados del aprendizaje (RA). En lo referido a la identificación de evidencias, criterio y métodos, aún ahora sigue habiendo demasiada distancia entre las empresas y los centros de FP. Generalmente, ambas partes (centros y empresas) se quejan sobre problemas relacionados con el tiempo, lenguaje y cooperación. Como resultado, la fase de Documentación suele convertirse en responsabilidad del centro mientras que el rol de la compañía se limita a aprobarla. Por ello, y siguiendo la perspectiva utilizada en la fase de Identificación mencionada anteriormente, proponemos un enfoque más orientado hacia la compañía y relacionado con herramientas prácticas; de forma que la empresa pueda jugar un rol más activo al basarse más esta fase en sus necesidades y el lenguaje específico utilizado en ella. Técnicamente, significa llevar a cabo actividades reales y desarrollar resultados prácticos; de esta manera la participación y contribución de las empresas será más efectiva en la fase de Documentación de los resultados del aprendizaje.

Fase de Evaluación. Esta parte consistirá en la evaluación de los resultados (conseguidos o no conseguidos) y las actividades (definidas previamente en la fase de Identificación) relacionadas a la producción de cada resultado (de acuerdo con una escala), más la evaluación personal de las competencias (definidas también en la fase de Identificación relacionada con las actividades).

Fase de Certificación. La certificación del período de WBL depende en las regulaciones de cada país. Sin embargo, hay herramientas europeas (Pasaporte Europeo de Competencias, Europass, etc.) que pueden ser utilizadas para mostrar los resultados del aprendizaje adquiridos por los estudiantes durante su período WBL.

Fase de Identificación

La implementación del sistema ECVET está muy desequilibrada entre los países de la Unión Europea debido, también, a los muy diferentes niveles de aplicación del aprendizaje basado en el trabajo.

En general, los países que en los últimos años han dado mayor importancia al aprendizaje basado en el trabajo (como Portugal o España) han adoptado más elementos del marco técnico del ECVET para aplicarlo en las diferentes etapas (identificación, documentación, evaluación y certificación).

En cuanto a los países involucrados en el proyecto “People in WBL”, también pudimos ver estas diferencias: España con un nivel de aplicación más alto; Italia con un nivel medio y que está dando pasos hacia uno más alto; y Eslovenia con prácticamente ninguno de los aspectos del ECVET aplicados en su marco para el aprendizaje basado en el trabajo.

En los casos de España e Italia, también pudimos observar algunas diferencias entre regiones.

Centrándonos en la región del País Vasco (España) donde el aprendizaje basado en el trabajo tiene una mayor importancia que en otras regiones de España (hay alrededor de 20.356 estudiantes en programas de formación profesional dual en España, 2.400 de ellos del País Vasco, lo que sitúa a la región con el mayor número de estudiantes de formación profesional dual en España). Para la fase de Identificación ya se dispone de documentos, facilitados por las autoridades educativas, que son obligatorios para establecer un proceso de aprendizaje basado en el trabajo. El documento sigue las recomendaciones del ECVET para definir un acuerdo de aprendizaje e incluye los siguientes aspectos:

  • Datos de los centros de FP, los profesores de FP a cargo de los estudiantes, los estudiantes, la compañía y el tutor de empresa.
  • Los resultados del aprendizaje de todo el programa de formación profesional y cuáles de ellos se adquirirán en la escuela de FP y cuáles en la empresa.
  • El criterio de evaluación aplicado a cada resultado de aprendizaje específico.
  • El proceso que el profesor de FP y la compañía usarán para el seguimiento y control del progreso del estudiante.
  • Las horas de trabajo y el calendario que los estudiantes tendrán durante su estancia en la compañía

Aunque el documento recopila toda la información necesaria, durante las entrevistas que tuvimos con los profesores de FP y las compañías del País Vasco y durante las deliberaciones que los socios tuvieron a lo largo del proyecto, llegamos a la conclusión que el documento actual esta demasiado orientado a la educación en el sentido de que manejan conceptos directamente obtenidos del plan de estudios oficial. No es solo que las empresas no estén acostumbrados a dichos términos, si no que ni si quiera les interesan. Preferirían tener la posibilidad de poder expresar sus necesidades en base a las actividades que los estudiantes efectuarán y el tipo de tareas y responsabilidades que les serán asignadas.

Para simplificar todo lo explicado anteriormente, el proyecto tiene como objetivo completar los documentos necesarios de manera conjunta entre el profesor de FP y el tutor de empresa. La sección amarilla deberá ser rellenada por la compañía y la parte azul por el profesor de FP.

Durante la fase de Identificación, la empresa debería empezar rellenando el modelo con información relacionada a sus necesidades y la posición de trabajo específica que el estudiante ocupará. Estas serán las secciones:

  • ¿Cuáles son las tareas del puesto de trabajo?
  • ¿Cómo de importante es esa tarea (del 1 al 10)?
  • ¿Cuáles son las competencias/capacidades necesarias para llevar a cabo la tarea con éxito?

Una vez que esta información sea proporcionada por la empresa, el profesor de FP será capaz de completar lo siguiente:

  • Los resultados del aprendizaje que se derivan del programa de estudios oficial. Según la información proporcionada por la empresa, el profesor podrá identificar qué resultados de aprendizaje podrían ser cubiertos por el mismo.

Fase de Documentación

La fase de Documentación esta estrictamente relacionada a la fase de Identificación y se centra en evidenciar que resultados del aprendizaje han sido alcanzados (de acuerdo con la Guía Europea de validación de aprendizaje no-formal e informal—Cedefop 2018—“en algunos países las fases de identificación y documentación están agrupadas en una sola fase”). Las evidencias pueden ser de varios tipos: la importante es que tienen que proporcionar pruebas suficientes que demuestres que los resultados de aprendizajes esperados han sido adquiridos. Según la publicación europea, los formatos comunes y un mejor conocimiento del enfoque de los resultados del aprendizaje en toda Europa han mejorado la aplicación de esta fase en los últimos años. Sin embargo, hay todavía demasiadas diferencias entre países y entre organizaciones pertenecientes al mismo país. Además, el proceso todavía se identifica como más “orientado hacia la educación”. En la mayoría de los casos el principal responsable es la escuela: tomando la iniciativa; identificando evidencias con los criterios y métodos relacionados; estableciendo un horario; liderando todo el proceso con la empresa y el/la estudiante.

Para confirmar lo anteriormente mencionado, en nuestro proyecto “People in WBL” se ha realizado una parte importante del estudio preliminar de validación de los Resultados del Aprendizaje en el Aprendizaje Basado en el Trabajo. Se han efectuado entrevistas tanto a tutores de escuela como a los de la empresa en todos los países involucrados en el proyecto (Italia, España, Eslovenia). Todos los tutores reconocen que la fase de Documentación tiende a crear problemas relacionados con el horario/tiempo que se debe dedicar, la falta de coordinación y cooperación entre la escuela y la empresa, y la falta de un lenguaje técnico común. Esto es, están de acuerdo en reconocer que la falta de cooperación al identificar criterios es uno de los desafíos más problemáticos. Muchas empresas acaban por absorber los criterios elegidos por las escuelas/centros, sin tener un papel activo a la hora de diseñarlos; algo con lo que los centros están de acuerdo. Como resultado, la fase de Documentación está demasiada orientada hacia la escuela. Como consecuencia: por un lado, las escuelas se quejan por la cantidad de trabajo que deben realizar; por el otro, las compañías se quejan por no poder entender los contenidos y por no sentirse involucrados en el proceso.

Utilizando lo mencionado como base, proponemos un enfoque que esté más orientado hacia la empresa (sin dejar de lado a la escuela) con el que las compañías tengan la posibilidad de estar más involucradas y se estén más comprometidas de forma que participen de manera activa durante todo el proceso. Para ello, la definición de las tareas y los resultados desempeñará un papel central en las herramientas propuestas. El objetivo es introducir un nuevo enfoque en el que el lenguaje utilizado sea más cercano a las necesidades e intereses de la empresa.

Las compañías quieren hablar de las tareas a realizar y los resultados a conseguir. Simplemente con empezar con estos dos conceptos prácticos y tangibles, las compañías consiguen involucrarse de manera efectiva en la fase de la Documentación.

En nuestro modelo, este paso requiere que la compañía llene la sección ” Resultado” en amarillo. La compañía escribirá aquí el resultado de la tarea realizada por el estudiante. Este resultado puede ser de cualquier naturaleza (un documento, un diseño, un prototipo, una respuesta a un cliente…) pero, en cualquier caso, será algo tangible, medible y evaluable.

El profesor de FP también completará la sección ” Resultado”, pero la azul, siguiendo los mismos criterios, pero desde el punto de vista del sector de la educación.  En este caso, el producto puede abarcar más de una tarea y puede ser un diario de las actividades cotidianas realizadas por el estudiante, un informe de autorreflexión sobre el proceso de aprendizaje o cualquier otro resultado útil para que el profesor compruebe que se están logrando los resultados del aprendizaje y las aptitudes asociadas a ellos.

De esta manera, el proceso de aprendizaje está documentado, y podemos ir al siguiente paso.

Fase de Evaluación

Hay varias cuestiones fundamentales y que se solapan en la evaluación de una experiencia de WBL (aprendizaje basado en el trabajo).  En primer lugar, podemos afirmar lo que puede considerarse una simplificación, es decir, “la evaluación debe ser vista como un proceso y no como un evento discreto”.

El proceso de informar los logros individuales de los estudiantes en las prácticas de trabajo implica la toma de decisiones sobre:

  • ¿Qué es lo que se debe evaluar?
  • ¿Cómo debería ser evaluado?
  • ¿Quién debe evaluarlo?
  • ¿Cómo se debe recoger la información necesaria y se debe comunicar?

La evaluación presenta dificultades porque hay poco control sobre el entorno de aprendizaje, en el sentido tradicional; los estudiantes realizan diferentes actividades y, por lo tanto, aprenden cosas diferentes; las escuelas y las empresas evalúan diferentes aspectos de la experiencia de aprendizaje. Las empresas suelen buscar aptitudes relacionadas con el trabajo, mientras que las escuelas se ocupan del proceso de aprendizaje propiamente dicho y, por último, el estudiante debe hacer una reflexión sobre su propio aprendizaje.

Por lo tanto, nuestro desafío ha sido definir un instrumento/herramienta de evaluación que se adapte a todos los actores del aprendizaje basado en el trabajo.

En nuestro modelo proponemos 3 campos a rellenar por el profesor de FP y 3 por la empresa, correspondientes a la evaluación de los resultados descritos previamente en la fase de Documentación. Los campos amarillos, correspondientes a la empresa, serán:

  • ¿Qué aspectos de los resultados se evaluarán? ¿Qué se tiene en cuenta para juzgar los resultados? (integridad, satisfacción del cliente, oportunidad…)
  • ¿Qué nivel alcanza cada uno de los indicadores?
  • Descripción. Para cumplir con la tarea y lograr el resultado, ¿qué debe ser capaz de hacer el estudiante?

Los campos azules, correspondientes a la evaluación que debe rellenar el profesor, tendrán los mismos encabezados (indicadores, nivel y descripción), pero la información que se proporciona aquí estará obviamente referida a los resultados definidos durante la fase de documentación.

Fase de Certificación

El reconocimiento de un período de WBL (aprendizaje basado en el trabajo) depende de la normativa de cada país. Recibir el reconocimiento formal de los resultados de aprendizaje adquiridos durante un período de WBL significa que el alumno no tiene que repetir o recuperar los elementos de aprendizaje perdidos en la escuela.

Siguiendo los principios del ECVET, el aprendizaje bien documentado pone a los alumnos en una mejor posición para presentar las habilidades adquiridas a las empresas, y aquí es donde entra en juego la certificación.

Aunque en cada país puede haber diferentes formas y documentos para certificar la finalización exitosa de un proceso de aprendizaje, también hay herramientas europeas que pueden utilizarse, complementarias o independientes, para mostrar los resultados de aprendizaje adquiridos por un estudiante durante un período de WBL.

Estas herramientas se pueden encontrar en la sección Europass de la página web del Cedefop, https://europass.cedefop.europa.eu/ e incluyen:

  • El CV Europass, para presentar las habilidades de un estudiante de forma clara y efectiva.
  • El Pasaporte de Habilidades Europeas, para reforzar el CV y proporcionar una imagen más completa de las habilidades y cualificaciones.
  • El Pasaporte de Lenguaje, una herramienta de autoevaluación de las habilidades lingüísticas.
  • El Europass de Movilidad, un registro de las habilidades adquiridas durante un período de aprendizaje en el extranjero.
  • El Suplemento del Certificado, descripción de las competencias adquiridas por los titulares de un certificado de formación profesional.